Reclamar IRPH: ¿Qué es y qué debes tener en cuenta?

El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios o IRPH es un regulador que funciona como indicador financiero, el cual es utilizado por diferentes entidades bancarias, con el fin de establecer el tipo de interés variable en los préstamos hipotecarios de sus clientes. Hay que tener en cuenta que este no es un servicio reciente, ya que en varias ocasiones funcionó como alternativa al Euríbor. Por lo anterior y por múltiples complicaciones propias de la fluctuación del índice, ha crecido el panorama de reclamaciones. Reclamar el IRPH ya es un hecho y una necesidad para todos los clientes que se hayan visto afectados. Así que presta atención.

Reclamar IRPH: ¿Qué es y qué debes tener en cuenta?

Para entender un poco el contexto, el IRPH se ofrecía habitualmente como una oportunidad frente al Euríbor, un índice que se encontraba en el periodo de mayor comercialización (entre el 2007 y el 2008). Sin embargo, la realidad fue muy distinta, pues conforme fue transcurriendo el tiempo, los clientes no apreciaban que estuvieran obteniendo ningún tipo de beneficio, al contrario, se encontraban pagando una cantidad superior a lo que esperaban cuando adquirieron una hipoteca referenciada al IRPH.

La explicación es que, el IRPH (debido a su forma de cálculo) siempre va a estar por encima del Euríbor. Detalle que en su momento no tuvieron los clientes que decidieron contratar este tipo de servicio. Dicha situación se complicó de tal manera que llevó a miles a querer reclamar IRPH para suplir el vacío informativo del que fueron víctimas.

¿Qué tipos de IRPH hay?

Existen varias etapas dentro del IRPH.  En primer lugar, estaría hasta que se publicara la Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección al cliente de servicios bancarios.

Esta Orden afectaba al indicador IRPH, estableciendo su forma de cálculo, que como se detalla más adelante, se calcula haciendo una media de los tipos de interés medio que hayan concedido las propias entidades bancarias durante los últimos tres años. Más adelante, en septiembre del año 2013 se publicaría la Ley 14/2013, en la cual, hasta ese momento, se establecían tres tipos diferentes de IRPH.

  • En primer lugar, el IRPH Bancos, que se calcula con la media de los tipos de interés de los préstamos hipotecarios concedidos por bancos en los últimos tres años.

  • En segundo lugar, estaría el IRPH Cajas, que se calcula de la misma forma que el anterior, pero se calcula en base a las hipotecas que fueron otorgadas por Cajas.

  • En último lugar estaría el denominado IRPH Entidades, que era una media que reunía características de las dos anteriores.

De estos tipos de IRPH, en la actualidad sólo estaría vigente el de tipo Entidad. La eliminación de estos tipos de Índice de Referencia de préstamos hipotecarios causó miles de afectados; como solución a esta problemática, en el caso de que el contrato incluyera un sustituto, se realizaba el cambio por ese nuevo índice, si no aparecía en el contrato, se calculaban unas cuotas similares a las que se estaban pagando, además de otras situaciones distintas que se dieron en el caso particular de cada Caja o Banco implicado. Como hemos mencionado anteriormente, el reclamar IRPH tiene en cuenta todo este tipo de información que, en su momento los clientes, no tenían del todo clara.

¿Cómo se calcula el IRPH?

Mensualmente, el Banco de España publica los datos económicos actualizados del IRPH en el Boletín Oficial del Estado. Por lo que son las propias entidades bancarias las encargadas de facilitarlos. Para ello, lo calculan haciendo la media de las hipotecas que ellas mismas han concedido.

Esta fórmula de calcular, está directamente ligada a los intereses que las entidades bancarias aplican en los préstamos hipotecarios en función de la solvencia económica que tenga cada cliente al que le han concedido uno.

A mayor solvencia, menos son los intereses que se le aplicarían y viceversa.

La fórmula de calcular estos datos, es lo que hace que el IRPH siempre se mantenga alto. Aunque hay que recordar que este tipo de Índice es legal, eso no quiere decir que en algunas ocasiones no se haya puesto en duda la forma de hacer dicho cálculo ya que, no han contado con auditorías externas que corroboren la veracidad y transparencia de los datos económicos que han facilitado y que sirven como base para estimar este tipo de índice. Es en este punto de quiebre, en el que la necesidad de reclamar el IRPH.

¿Cuánto han pagado los afectados de más?

Aunque todavía no existen datos oficiales, se estima que las familias que referenciaron su préstamo hipotecario al IRPH en lugar del Euríbor, podrían haber perdido de media entre 18.000 y 21.000 euros.

Y es que, a pesar de que ambos indicadores fueron evolucionando de manera paralela durante algunos años, en el 2012 esta situación cambió cuando el Euríbor disminuyó significativamente hasta alcanzar mínimos históricos.

Aunque el Índice más elegido sigue siendo el Euríbor, más del 90% de los préstamos hipotecarios son referenciados a este tipo, se estima que más de un millón de clientes se han podido ver afectados.

¿Cómo se calcula el IRPH?

¿Qué dice la justicia?

Durante los últimos años, han sido decenas de sentencias para reclamar el IRPH y de igual modo en las que han anulado el IRPH hipotecario. Esto gracias a las siguientes dos razones principales:

  • A la hora de formalizar el préstamo hipotecario, los clientes, en bastantes ocasiones, no eran informados adecuadamente de qué estaban firmando, y por lo tanto, de los riesgos que correrían al adquirir una hipoteca con este tipo de índice.

  • La mayoría de las hipotecas que se formalizaron de este tipo, se llevaron a cabo entre el 2007 y el 2007, aprovechándose de que en ese momento el Euríbor se establecía en unos valores muy altos, de entre el 4 y el 5%.

Es por lo anterior que ofrecieron como oportunidad la opción de elegir este tipo de índice para poder referenciar el préstamo hipotecario, dando a entender, en algunos casos, de que se trataba de la opción más segura puesto que era más estable.

En consecuencia, de esta primera acción, de lo que en muchas ocasiones no se percataban al inicio los afectados, es que el IRPH es un tipo de índice que es totalmente dependiente de las decisiones que son tomadas por los propios bancos. Y, en definitiva, se ha podido dar una falta de transparencia.

Esto podría significar que el IRPH deberá pasar por el control de transparencia, y, en caso de que quedase demostrado de que, efectivamente, no cumpliera con los criterios que se establecen, fuera considerado como abusivo, y en término, nulo. En cualquier caso, las diversas entidades bancarias deben de demostrar de forma clara de qué forma se calcula el IRPH, y de cuál ha sido su evolución a lo largo del tiempo.

Califica este Artículo

Reclamar IRPH: ¿Qué es y qué debes tener en cuenta?
5 (100%) 52 votes