Soy casero: ¿qué hago si quiero reclamar un impago de mi inquilino?

Un 25%. Eso es lo que ha aumentado el precio de los alquileres en toda España desde 2014. Un aumento que se ha visto reflejado en el precio y en la cantidad de viviendas que se alquilan. Y es que cada vez son más las personas que deciden apostar por una vivienda de alquiler frente a contratar un préstamo hipotecario. Pero paralelamente, cada vez son más las personas que, debido al incremento de su alquiler, no pueden pagarlo. Si eres un casero que se ha visto afectado por un inquilino moroso, estás en el lugar correcto.

 

PRIMERO: LLEGAR A UN ACUERDO

 

Si el casero no recibe la mensualidad durante un mes del piso que tiene alquilado, el primer paso es hablar con sus inquilinos para conocer su situación con detalle. Puede llegarse a un acuerdo rápido y fácil para ambas partes, en el que se establezca una cantidad menor que el cliente tiene que pagar al casero (siempre y cuando a este último le parezca viable). Otra de las opciones es liberar al inquilino de la deuda que tiene con el casero respecto a las mensualidades que no ha pagado, a condición de que el inquilino libere la vivienda.

 

Te puede interesar: ¿Puedo dejar el piso de alquiler antes del fin del contrato?

 

SEGUNDO: ENVIAR UN ESCRITO

 

Si el acuerdo no ha surtido efecto y los inquilinos no contestan ni verbalmente ni económicamente, el siguiente paso para el casero sería realizar un requerimiento por escrito solicitando las cantidades y enviárselo por burofax a los inquilinos. En este escrito se establecen unos plazos y se avisa a los inquilinos de que si no pagan en ese tiempo, se procederá a su desahucio. Es la única vía posible, ya que el casero puede sentir la tentación de cortar los suministros hasta que el inquilino no pague, pero estaría cometiendo un delito contemplado en el Código Penal. 

 

Te puede interesar: ¿Cómo cobrar una deuda o impago? 

 

TERCERO:  RECURRIR A LA VÍA JUDICIAL

 

La vía judicial lleva implícito el desahucio. Por eso es tan importante conocer el motivo real que le ha llevado a los inquilinos a recurrir en las deudas. Si te has visto afectado y has intentado solucionarlo por las dos vías anteriores sin éxito, puedes ponerte en contacto con nosotros para presentar una demanda de desahucio, que incluye una reclamación por las cantidades debidas. Ante esta situación, el inquilino puede hacer frente a los pagos y cortar el proceso de la demanda. Si esto no se produce, el siguiente paso es presentar la demanda a los tribunales.

 

Nosotros podemos ayudarte. Reclama lo que te pertenece.

 

 

¿Necesitas reclamar?

infografia-classic-cta

¿Necesitas asesoramiento?

Deja una respuesta

Artículos relacionados

Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

21 de octubre de 2021

Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

Leer más
Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

21 de octubre de 2021

Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

Leer más
casos más típicos en los que acudir a un abogado de familia

15 de octubre de 2021

Casos más típicos en los que acudir a un abogado de familia

Leer más