Descripción del producto

Productos Financieros

¿Qué puedo reclamar?

En los últimos años por desgracia las prácticas de las entidades financieras de cara sus clientes no han sido las más adecuadas, ya que ha comercializado una serie de productos (hipoteca multidivisa, hipoteca cláusula suelo, permutas financieras…),  cuyas características no se ajustaban al perfil del consumidor.

Entre estos productos, los más comercializados han sido:

Hipoteca multidivisa

Modalidad de préstamo hipotecario basado en divisas diferentes al euro.
La hipoteca multidivisa es muy susceptible de generar grandes pérdidas. Catalogado como un producto de máximo riesgo.

Hipoteca cláusula suelo

La Hipoteca cláusula suelo se trata de una cláusula incluida en los contratos de préstamo hipotecario, cuya finalidad es evitar perjudicar a las entidades ante una bajada de los tipos de interés. Es una cláusula abusiva.

Además, podrá encontrar también:

Instrumento financiero hibrido, mezcla entre acciones y títulos de renta fija. No otorga derechos políticos al inversor, ofrece una retribución fija, pero condicionada a la obtención de beneficios, y cuya duración es perpetua. Producto de alto riesgo.

Producto cuya finalidad es generar intercambios de flujo de intereses, con la consecuencia de pasar de un tipo variable a un tipo fijo y viceversa.

Activo financiero susceptible de convertirse en acciones. Su comercialización requiere que se suministre folleto informativo sobre la conversión.

Activo financiero cuya comercialización se efectuó de forma masiva y sin respetar las obligaciones relativas al suministro del folleto informativo.

Valores cuyo rendimiento es explícito y la obtención de intereses se condicionan a la existencia de un determinado nivel de beneficios.

La venta de acciones mediante la emisión de un folleto que no refleja la imagen fiel de una entidad es susceptible de ser reclamada.

Los fondos de inversión pueden ser de muchos tipos, entre ellos los de riesgo elevado, su comercialización requiere además de un análisis del perfil del cliente, el suministro de una serie de información específica y obligatoria.

Índice de referencia existente en los préstamos hipotecarios, el cual ha sido declarado nulo por su carácter abusivo, y por la  alta capacidad de  manipulación por parte de las entidades bancarias.

Son un producto financiero cuyas condiciones sobrepasan normalmente los límites de la usura; pues suelen tener unos tipos de interés anuales altísimos, además de toda clase de comisiones.

Estos son los productos más comercializados en los últimos años. En el caso de tener dudas sobre si la hipoteca cláusula suelo, hipoteca multidivisa o el producto que le vendieron tampoco era adecuado, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le haremos un estudio de viabilidad totalmente gratuito para determinar las posibilidades de éxito.

CONSULTA
hipoteca multidivisa

De todos los productos mencionados, los que más afectan a día de hoy son los referentes a la integración de las cláusulas suelo en los contratos de préstamo hipotecario, así como la hipoteca multidivisa y el uso inadecuado del swap. Los anteriores son productos que han sido declarados abusivos, por lo tanto, susceptibles de ser anulados por nuestros tribunales.

Así que, ¡No dudes en reclamar!

Recupera lo perdido en algún producto financiero (hipoteca multidivisa, hipoteca cláusula suelo, o algún otro), si consideras que éste fue aplicado erróneamente.

Hipoteca multidivisa

Hipoteca multidivisa, el producto financiero que se salió de control.

Las hipotecas multidivisa son productos mixtos y complejos, en ocasiones difícilmente entendibles por los consumidores que las aceptan.

Los bancos aprovechan la falta de información de sus clientes para ofrecerles productos de alto riesgo, lo que atenta directamente el tratado de transparencia.

Como todas las demás, la hipoteca multidivisa se divide en dos partes. La primera son los intereses y la segunda tiene como función devolver el capital prestado.

¿Qué es una hipoteca multidivisa?

La hipoteca multidivisa es una modalidad de préstamo regulada por otras monedas, que surgió a finales del año 2000, pero que obtuvo protagonismo a raíz del boom inmobiliario que transcurrió hasta el año 2007.

Las entidades bancarias las presentaban de forma muy atractiva, ya que, con la subida del euro, los intereses se volvían gravosos, lo que ahuyentaba a quienes deseaban adquirir

Hipoteca multidivisa

préstamos de vivienda. Esta hipoteca entonces se mostraba como una buena alternativa para pagar intereses más bajos en otras monedas, con respecto a quienes tenían una hipoteca radicada en euros.

Por ejemplo: si el euro se mantenía alto, y el yen se mantenía estable, los intereses serían menores y por lo tanto la cuota hipotecaria sería menor. Lastimosamente esto no es tan fácil.

¿Qué es el líbor?

Cada zona maneja un índice de intereses teniendo como base la evolución de la moneda. En España, por ejemplo, se regula por medio del euríbor, mientras que algunas monedas extranjeras lo hacen por medio del líbor. Estos reguladores no son más que promedios de las tasas de interés que cobran los bancos en una serie de periodos de tiempo. En sí, son los puntos de referencia para los distintos instrumentos financieros.

El argumento de muchas entidades bancarias es que, si el tipo de interés líbor es inferior al euríbor, pagaremos menos por nuestra hipoteca. Argumento con el que la banca ha comercializado este tipo de crédito hipotecario.

El centro del problema

El riesgo de este tipo de hipotecas fue la enorme falta de información. Las entidades bancarias no cumplieron con su obligación de asesorar correctamente a los clientes y darles a conocer los riesgos de la fluctuación de la moneda y el impacto que tendría en la hipoteca, ya que el valor de la divisa no sólo afecta a la cuota, sino también al importe del capital prestado. Esto hizo aumentar el capital a pagar e incrementó el importe a amortizar.

Es decir, si los euros bajan su valor, todo quien tenga un préstamo multidivisa deberá pagar más para compensar el detrimento de la moneda.

Esta situación hace que el consumidor tenga una deuda distinta, por su préstamo de cara al banco. Y es que la mensualidad varía cada mes y la deuda total puede disminuir o aumentar. Y mucho.

Entonces, ante esta situación el Tribunal Supremo estipuló la nulidad de dichos servicios, afirmando la falta de transparencia en su contratación, afirmando que los clientes no eran conscientes de los complicados riesgos que entrañaba.

El manejo de una hipoteca multidivisa debe estar destinado a personas con una cultura financiera elevada.

Ante esta falta de transparencia, la sentencia del tribunal alienta a todos los afectados por este tipo de hipotecas a reclamar, tanto los que aún continúan con ella, como los que ya han terminado de pagarla.

En el caso de que tengas una hipoteca multidivisa, podemos estudiar tu caso realizando un estudio de viabilidad completamente gratuito. En caso de verte afectado, el primer paso sería realizar una reclamación previa extrajudicial.

Si el banco no atiende a este requerimiento, pasaríamos a completar la reclamación judicial. Actualmente, se han designado una serie de juzgados y jueces especializados para tramitar los procedimientos de manera más rápida.

swap

El swap y sus complicaciones financieras

De igual manera, el swap es un producto financiero complejo que se contrata con el fin de cubrir las subidas de tipos de interés (euríbor) en créditos. Su funcionamiento es muy complejo, lo que provoca que al cliente le cueste comprenderlo de manera sencilla, lo que facilita que las entidades bancarias puedan comercializarlo entre sus clientes sin demasiada transparencia.

Ponte en situación. Imagina una empresa que pide a su banco un crédito de 100.000 € a 10 años. Por él tendría que pagar la deuda, más el euríbor, más 1% variable (que había negociado con la entidad bancaria anteriormente).

Con este tipo de préstamo, y dada la fluctuación del euríbor, (a veces es positivo y a veces negativo y de su estado depende si el tipo de interés que se tiene que pagar es más alto o más bajo), la empresa desconoce a ciencia cierta cuánto tendrá que pagar mensualmente por su préstamo.

Para lidiar con estas dudas, surge el swap y así mismo la complejidad que conlleva, pues los bancos juegan constantemente con la idea de que el euríbor puede dispararse.

De este modo, la entidad bancaria propone entonces a la empresa que contrate un swap con el objetivo de reducir el riesgo del tipo de interés, o lo que es lo mismo, que el tipo del interés no esté referenciado al estado impredecible del euríbor, si no a uno fijo.

El swap, contrato entre banco y cliente

Si la empresa ve tentativa la oferta del swap para no contar con los riesgos de la subida del euríbor, lo que estaría haciendo son dos operaciones financieras, o lo que algunos denominan: jugar con esos 100.000€.

Así pues, esto es lo que pasaría:

SWAP: 100.000 € a 10 años

3,50

EMPRESA ————————-> BANCO

Euríbor

EMPRESA <———————— BANCO

Es decir:

  1. La empresa pide un préstamo a su banco de 100.000 € a 10 años y el tipo de interés que el banco le exige es de 3,50% (interés del swap tipo fijo que no se referencia al euríbor)
  2. El banco le devuelve a la empresa el valor del euríbor

Pero pensemos:

  1. La empresa todavía debe al banco ese 1% de interés que contrajo al pedir el préstamo (porque el 3,50% que el banco le exige es por contratar el swap, no por el préstamo).

Por tanto, ¿qué tiene que pagar la empresa?

SWAP: 100.000 € a 10 años

4,50 % (3,50 interés swap + 1% interés crédito)

EMPRESA ————————> BANCO

Como ves, si el euríbor permanece en niveles bajos, no compensa no referenciar el tipo de interés a su estado. La empresa va a perder dinero. Y mucho.

El Tribunal Supremo en 2017 confirmó su doctrina sobre la nulidad por error de los swaps. Por eso, si te has visto afectado, puedes reclamar. Nosotros podemos ayudarte.

Hipoteca clausula suelo