¿Qué debes tener en cuenta para entender los préstamos personales?

¿Qué debes tener en cuenta para entender los préstamos personales?

ADQUIRIR UN NUEVO ELECTRODOMÉSTICO, CAMBIAR DE COCHE, HACER REFORMAS EN EL HOGAR O EMPRENDER UN NUEVO NEGOCIO, SON ALGUNAS DE LAS RAZONES POR LAS QUE UNA PERSONA DESEA ADQUIRIR UN PRÉSTAMO PERSONAL. SIN EMBARGO, EXISTEN VARIOS TIPOS DE PRÉSTAMOS QUE PUEDEN ADECUARSE MEJOR A LAS NECESIDADES DE CADA CLIENTE, PERO ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE ELLOS?

 

Los préstamos personales son unos de los productos financieros más solicitados en las entidades bancarias. Su utilización y las dudas que surgen del mismo, hacen que, en ocasiones, sea difícil entendernos y que el cliente entre en el conflicto de adquirirlos o no. Por ello vamos a revisar los tipos de préstamos que existen y sus características.

Inicialmente hay que tener presente que los préstamos personales, a diferencia de otros tipos (como las hipotecas), suelen caracterizarse por un tiempo de pago menor y unos intereses un poco más altos.

Estos préstamos se gestionan por medio de contratos que especifican datos básicos como la cantidad, el porcentaje de interés que se ha de aplicar, el tiempo de pago y las cuotas de pago.  

 

Dentro de los más populares están:

 

Crédito al consumo:

Su característica principal es la regulación para proteger al cliente. Estos préstamos son ofrecidos en establecimientos comerciales y buscan que el cliente pueda adquirir un producto o servicio sin tener problemas financieros.

Generalmente no presentan comisiones y sus intereses suelen ser muy bajos. Por medio de estos créditos se pueden acceder a productos básicos de importe elevado como ordenadores, electrodomésticos, repuestos y demás.

 

Microcréditos:

Se caracterizan por mantener un reducido importe. Son generalmente ofrecidos a quienes no poseen los recursos económicos para realizar una actividad mercantil específica.

Es propuesto cuando el cliente no posee los medios necesarios para adquirir un servicio y porque no tiene una garantía que pueda servir de base para la correcta devolución del valor prestado.

Dentro de los servicios que destacan a este tipo de créditos se encuentran: un importe reducido, condiciones preferenciales y la no exigencia de garantía para el pago.

 

Este tipo de préstamos personales van dirigidos especialmente a:

 

  • Personas en estado de iliquidez: pensado para sacar de apuros financieros a los clientes que se encuentran en imprevistos económicos.
  • Emprendedores: clientes que desean desarrollar un proyecto o un negocio, pero no cuentan con la capacidad económica amplia para su ejecución.

 

Créditos rápidos:

Como su nombre lo indica, estos créditos se destacan por ser vertiginosos en su contratación.

Son de concesión eficiente y requieren una tramitación mínima, aunque el coste de interés suele tener un valor mayor.

 

Anticipos de nómina:

Es un proceso que se debe llevar a cabo directamente en las entidades bancarias. En dichos préstamos se puede tener acceso hasta tres veces el valor del sueldo.

Para poder acceder a este servicio se necesita una cuenta bancaria que tenga la opción de anticipo y llevar cierto tiempo de antigüedad en la entidad.

 

Te puede interesar: Conoce las complicaciones financieras causadas por pedir préstamos multidivisa.

 

Los préstamos personales están al alcance de todos los usuarios, por ello es importante tener en cuenta aspectos básicos antes de pensar en adquirir uno, así que:

 

  • Presta atención al tipo de importe y al importe total de los intereses y gastos.
  • Verifica que el plazo se adecua a tus ingresos.
  • Ten presente la cantidad de cuotas que vas a tener.
  • Analiza las condiciones del pago.

 

Dudas y préstamos, dos cosas que no deberían ir de la mano:

 Cuando necesitamos ayuda financiera, en algunas ocasiones nos enfrentamos a confusiones a la hora de definir el tipo de préstamo que mejor se adecue a nuestras necesidades y es así como empiezan los interrogantes:

Préstamos personales o hipotecas, ¿cuál de las dos opciones es la mejor al momento de solicitar un auxilio financiero a una entidad bancaria?

 

Uno de los casos más sonados es la confusión entre hipoteca y préstamo personal.

 

La diferencia central está en su uso. Las hipotecas son préstamos bancarios para quienes desean adquirir vivienda, y la base de garantía termina siendo el mismo inmueble que se desea adquirir. Los préstamos personales, son como lo hemos visto, productos financieros que se pueden utilizar para obtener acceso a vivienda, estudio o demás servicios básicos que poseen un coste mayor para el cliente, además no siempre se exige la existencia de una garantía, sino que basta con la firma del contrato para establecer el pago.

 

préstamo personal

 

La moda multidivisa de los préstamos.

La globalización económica es una realidad a la que nos tenemos que enfrentar, y por esta razón cada vez son más populares los préstamos bajo la modalidad de multidivisa, es decir por medio de monedas diferentes al euro. Actualmente las divisas más contratadas son el yen y el franco suizo.

 

Generalmente son presentados como una buena opción, en la que se pueden pagar intereses más bajos, que quienes tienen un préstamo en euros.

 

Sin embargo, el cliente habitual no posee los conocimientos necesarios para entender la fluctuación de la moneda y muchas veces los bancos “olvidan” informar al detalle sobre la utilización de la misma.

El tipo de cambio influye drásticamente en las divisas y en especial en los intereses de los diferentes préstamos, lo que resulta problemático para la mayoría de clientes.

Un ejemplo de esta situación son las hipotecas multidivisa, las cuales generaron más gastos a los clientes de lo esperado, porque con la subida de las monedas se vieron aumentos considerables en las cuotas hipotecarias, generando incluso, una cantidad mayor al valor inicial de la hipoteca.

Por esta razón y por la falta de información por parte de los bancos, fueron consideradas por el Tribunal Supremo como nulas parcialmente.

 

Te puede interesar: ¿Cómo funciona una hipoteca multidivisa?

 

Este es el peligro y el problema con este tipo de préstamos generados en otras monedas.

Así que, si deseas adquirir un préstamo, ten presente que este se adapte a lo que necesitas y a la ayuda financiera que requieras. Evalúa el nivel y la intensidad de las cuotas. Infórmate ante cualquier muestra de interés bajo o manejo de divisas.

Si necesitas más información y/o asesoramiento, contáctanos. En Coraza Legal te podemos ayudar.

 

¿Necesitas reclamar una hipoteca multidivisa?

que son las hipotecas multidivisas

¡Te ayudamos!

¡Es real, es el método Coraza Legal!

Deja una respuesta

Artículos relacionados

Cómo se calcula la plusvalía municipal de nuestra vivienda cuando se venda

25 de octubre de 2021

Cómo se calcula la plusvalía municipal de nuestra vivienda cuando se venda

Leer más
Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

21 de octubre de 2021

Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

Leer más
Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

21 de octubre de 2021

Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

Leer más