“Cómo llegar a un acuerdo de pago adecuado: Descubriendo los secretos para el éxito de las negociaciones extrajudiciales”

llegar a un acuerdo de pago adecuado

¿Cansado de estar atrapado en conflictos aparentemente interminables que empeoran tu cuenta de resultados? Saber cómo negociar tus acuerdos de pago puede ser el factor decisivo para llegar a una resolución extrajudicial satisfactoria.

Aunque en algunos casos es necesario recurrir a un abogado, conocer los entresijos de una comunicación eficaz no sólo te ayudará a alcanzar acuerdos más satisfactorios, sino también a ahorrar tiempo, energía y dinero.

He aquí una guía útil para conocer los secretos del éxito de las negociaciones extrajudiciales.

¿Cómo se tramita un acuerdo extrajudicial de pagos?  

Un acuerdo extrajudicial es una resolución de un litigio que se alcanza fuera del sistema judicial sin llegar a presentar una reclamación de impagos. Este tipo de proceso implica negociaciones entre las dos partes en litigio, durante las cuales acuerdan una solución a su conflicto. El acuerdo puede incluir una compensación monetaria u otra forma de satisfacción, como una disculpa.

Una vez que ambas partes han aceptado los términos del acuerdo, éste debe formalizarse por escrito para que sea jurídicamente vinculante. Dependiendo de la naturaleza de la disputa, este proceso también puede requerir la aprobación de un tribunal o de un organismo regulador.

En última instancia, un acuerdo extrajudicial permite resolver conflictos de forma rápida y rentable sin tener que pasar por un proceso judicial largo y costoso.

¿Cuál es y qué recoge la Ley Concursal?  

El Derecho concursal es un amplio campo de la práctica jurídica que se ocupa de los problemas financieros de particulares y empresas. Incluye desde procedimientos de quiebra hasta acuerdos sobre deudas, reorganizaciones y liquidaciones.

El Derecho concursal también abarca una serie de temas relacionados, como la insolvencia empresarial, la insolvencia personal, los derechos de los acreedores garantizados y no garantizados, la reestructuración y la renegociación de deudas. Es importante comprender la complejidad de los distintos marcos jurídicos que intervienen en los procedimientos de insolvencia para poder proteger mejor sus intereses. 

La legislación sobre insolvencia se ha vuelto cada vez más compleja con el paso del tiempo, lo que pone de relieve la importancia de buscar asesoramiento legal profesional a la hora de abordar cualquier tipo de asunto de insolvencia.

¿Quién puede beneficiarse de un acuerdo extrajudicial de pagos?  

Un acuerdo extrajudicial puede beneficiar a todos los implicados en un litigio, ya que permite a ambas partes evitar los elevados costes, el tiempo y el estrés emocional asociados al litigio.

Los acuerdos extrajudiciales también son beneficiosos porque permiten a ambas partes elaborar un acuerdo que puede adaptarse a sus necesidades e intereses individuales. Puede incluir el pago de indemnizaciones, cambios en el comportamiento o el rendimiento, u otros requisitos que no estarían disponibles a través de una acción judicial. Todos estos factores hacen que los acuerdos extrajudiciales sean una opción atractiva para quienes desean evitar largas batallas judiciales o costas judiciales.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?  

Si bien es un concepto relativamente relacionado, similar a un acuerdo de pago extrajudicial, en realidad no son lo mismo y a menudo se confunden. Por un lado, la Ley de Segundas Oportunidades es un Decreto de la Corona con personalidad jurídica propia, mientras que los acuerdos extrajudiciales de pago forman parte de la Ley Concursal.

Pero hay otras diferencias importantes en forma y sustancia. La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo legal que permite a las personas naturales o por cuenta propia la posibilidad de renegociar o incluso liquidar total o parcialmente sus deudas si demuestran que no pueden hacer frente a los pagos. Es una figura que protege principalmente los derechos de los acreedores, al tiempo que permite al deudor deshacerse de todo o parte de la deuda, siempre que se deba a causas ajenas a su voluntad y las circunstancias sean razonables.

¿Quién puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?  

La Ley se centra específicamente en las personas físicas, aunque con anterioridad a su promulgación, éstas también podían acogerse al concurso de acreedores. Básicamente es una herramienta para ayudar a las personas en situaciones de crisis económica severa a saldar algunas o todas sus deudas siempre y cuando tengan un buen historial crediticio.

La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo diseñado para ayudar a los contribuyentes que han tenido un buen desempeño, pero debido a ciertas circunstancias, se encuentran en graves dificultades financieras. No es la condonación de deudas sin más ni exigencias.

Tanto las personas físicas como los comerciantes individuales son aceptables, con algunas diferencias, como que las personas físicas deben iniciar el proceso ante un notario, mientras que los comerciantes individuales deben proceder ante el registro comercial o cámara de comercio de su área geográfica. Las corporaciones no están entre los beneficiarios de las leyes de segunda oportunidad porque tienen herramientas más específicas, como la quiebra.

Para beneficiarse de la ley de segunda oportunidad, se analiza el historial crediticio del solicitante para demostrar que el deudor actuó de buena fe y no pagó la deuda por causa de fuerza mayor, hecho que el mismo deudor debe probar. Debe intentar llegar a un acuerdo de pago extrajudicial y no haber sido condenado por ningún tipo de delito socioeconómico en los 10 años anteriores a la solicitud.

Los deudores también deben demostrar que no han rechazado ninguna oferta de trabajo a título profesional en los 4 años anteriores a la solicitud, y que no se han beneficiado de una facilidad judicial similar para el alivio de la deuda en los últimos 10 años. Asimismo, debe aceptar la inclusión en el registro público de insolvencia, que es un mecanismo mediante el cual la administración judicial y los acreedores pueden establecer un proceso de comunicación para que puedan conocer procesos similares o procesos potencialmente relacionados.

Categorías

Últimas Entradas

    SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

    Artículos relacionados

    reclamación de gastos hipotecarios

    8 de febrero de 2023

    Nuevo caso de éxito: La AP de Valencia rectifica su criterio respecto de la prescripción del plazo para reclamar los gastos hipotecarios.

    Leer más
    La AP de Toledo revoca la sentencia de primera instancia

    6 de febrero de 2023

    Nuevo caso de éxito: La AP de Toledo revoca la sentencia de primera instancia condenando en costas a la entidad Bancaria.

    Leer más
    caso de exito indemnicen pasajeros

    31 de enero de 2023

    NUEVO CASO DE ÉXITO; CORAZA LEGAL CONSIGUE QUE INDEMNICEN CON 1.813,66 € A UNOS PASAJEROS QUE VOLABAN DE MADRID-BUCAREST

    Leer más