Hipoteca a tipo fijo: ¿acierto o error?

En plena burbuja inmobiliaria, la mayoría de personas que querían comprarse una casa optaban por una hipoteca a tipo variable. En los últimos años, sumidos en la profunda crisis económica, cerca del 40% de los hipotecados se decantan por las «facilidades» de la hipoteca a tipo fijo motivados por los mínimos históricos que ha alcanzado el euríbor, pero conscientes de que estos niveles pueden fluctuar y subir en los próximos años, ha hecho que una hipoteca a tipo variable no les interese.

 

Lo anterior lo podemos resumir en: las personas prefieren pagar lo mismo todos los meses a correr el riesgo de que sus cuentas se disparen si el euríbor sube. O dicho en el lenguaje de la calle, se quedan con lo malo conocido antes que lo bueno por conocer.

 

¿Por qué a las entidades le interesan las hipotecas a tipo fijo?

Las entidades quieren garantizarse unos mínimos estables ante un euríbor que no deja de marcar unos mínimos históricos. El descenso del euríbor a terreno negativo ha reducido el margen que obtienen los bancos de las hipotecas a tipo variable. Dada la gran competencia entre bancos, estos ofrecen las hipotecas más baratas que nunca, a precios entre el 3% y 4 % cuando hace años llegaban a superar hasta el 7%. ¿Y cómo se lo venden a los clientes? Garantizándoles estabilidad en los pagos estén como estén los tipos de interés.

 

¿Cómo influye el estado del Euribor con estas hipotecas?

El nivel del euríbor no influye en ningún caso en estas hipotecas. De esta manera, en un escenario en el que el euríbor empieza a subir deprisa, resultan interesantes los tipos fijos. Desgraciadamente para el cliente, si el euríbor se mantiene bajo durante los próximos años, no es tan rentable porque el hipotecado a tipo fijo pagará más que el hipotecado a tipo variable.

 

imagen-blog-Recovered1-1

 

 ¿Las hipotecas a tipo fijo varían dependiendo de su periodo de vigencia?

Así es. Las hipotecas fijas más baratas se reservan para los periodos más cortos. El interés que aplica el banco en los periodos largos es mayor.

 

¿A qué obligan las entidades, en ocasiones, si queremos que el tipo fijo no encarezca?

Determinados tipos de interés fijo incluyen una “letra pequeña”. Contratarlos es sinónimo de contratar con ellos ciertos productos asociados con el banco. Bankia sólo pide la domiciliación de ingresos mientras Santander, BBVA o Kutxabank llegan al nivel máximo porque exigen al menos cuatro de estas cinco condiciones: contratación de seguros de vida y hogar, ingresos, aportaciones a planes de pensiones y gasto con tarjetas.

 

Según expertos, ¿cuándo puede subir el Euríbor?

Parece que su subida no va a ser inminente. Las estimaciones coinciden en que la primera subida podría darse a finales de 2019, para comenzar a aumentar más claramente en 2010. Aun así, no hay duda: la economía se ha alojado en un nuevo orden de baja inflación.

 

Partiendo de estas premisas, ¿crees que este producto financiero es aconsejable? Pese a ello, no olvides que existen otros tipos de hipotecas que es importante que conozcas. 

infografia-classic-cta

¿Necesitas asesoramiento?

Deja una respuesta

Artículos relacionados

Cómo se calcula la plusvalía municipal de nuestra vivienda cuando se venda

25 de octubre de 2021

Cómo se calcula la plusvalía municipal de nuestra vivienda cuando se venda

Leer más
Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

21 de octubre de 2021

Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

Leer más
Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

21 de octubre de 2021

Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

Leer más