¿Has contratado un swap? Esto es lo que necesitas saber

El swap es un producto financiero que se vendió bajo el principio de intereses fijos, sin embargo, esto no es del todo cierto, por lo que se ha considerado como nulo. A continuación, te explicaremos la manera en la que funciona y la posición del Tribunal supremo.

 

Un swap o permuta financiera es un contrato en el que dos partes se comprometen a intercambiar valores a futuro, según la evolución y fluctuación que experimente el indicador del interés de referencia. Es decir, las partes involucradas se pagan mutuamente un valor, eligen un coste de intereses de referencia, que puede ser el euríbor o el líbor y establecen los aspectos de pago.

 

Te puede interesar: Conoce las complicaciones financieras causadas por pedir préstamos multidivisa.

 

¿Cómo funciona?

 

Pongamos un ejemplo.

 

Mónica contrata un swap con su entidad bancaria por valor de 250.000 euros en el que toman como interés referido el euríbor. Con el banco Mónica fija un interés del 5% para realizar las liquidaciones mensuales.

Para lidiar con la fluctuación del valor del euríbor, (éste puede subir o bajar considerablemente), y hacer que alguna de las partes tenga que correr con el coste de diferencia y compensar los valores, Mónica decide contratarlo.

Por eso, Mónica al contratar el swap y asegurarse de que el valor del euríbor no le afecte en la cuota, establece con la entidad bancaria un interés a tipo fijo y el banco es el que asume la oscilación del euríbor.

El problema surge cuando en realidad el euríbor no sube y de esta manera, el cliente está pagando más con el tipo fijo que lo que pagaría si se referenciara de manera normal al euríbor.

 

El centro del problema con los swaps surge por la desinformación por parte de los clientes, porque los bancos conocen perfectamente el estado del euríbor en el futuro, por eso les conviene establecer productos complejos como el swap para garantizarse una tasa de interés fija por parte de sus clientes (que en la mayoría de las ocasiones es más alta que el estado normal del euríbor).

Las entidades bancarias están en total obligación de informar, asesorar y prevenir al cliente antes de firmar el contrato. Por lo anterior el Tribunal Supremo consideró la nulidad de la cláusula, ya que se vende la idea de que el swap es seguro y manejable con el tiempo.

 

Por lo tanto, las entidades bancarias están obligadas a:

 

  • Informar oportunamente y de manera adecuada sobre los riesgos de contratar un swap.
  • Comprobar el entendimiento total del servicio por parte del cliente.
  • Analizar el nivel de conveniencia del servicio para el cliente.

 

Recuerda que contratar servicios financieros de riesgo, requieren de un acompañamiento y de una asesoramiento integral sobre la manera en la que funcionan y los puntos de afectación al cliente, ya que las variaciones de los costes aquejan directamente la economía del usuario y hace que los procesos se atrasen. El cliente es el centro del proceso económico, por lo que garantizar sus derechos es de importancia para garantizar la transparencia de los productos recibidos.

 

Te puede interesar: Guía definitiva para entender los swaps.

 

De este modo, si consideras que has sido víctima de desinformación al momento de contratar un swap, tienes derecho a reclamar. Así que si deseas asesoramiento gratuito, ponte en contacto con nosotros.

 

En Coraza Legal estamos para brindarte un servicio de calidad.

 

 

infografia-classic-cta

¿Necesitas asesoramiento?

Deja una respuesta

Artículos relacionados

Cómo se calcula la plusvalía municipal de nuestra vivienda cuando se venda

25 de octubre de 2021

Cómo se calcula la plusvalía municipal de nuestra vivienda cuando se venda

Leer más
Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

21 de octubre de 2021

Nuevo caso de éxito en la reclamación de cláusula suelo

Leer más
Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

21 de octubre de 2021

Pasos para realizar una denuncia por negligencia médica

Leer más