¿Comisiones Bancarias Ilegales?

Hoy en día es muy común tener algún trámite con un banco, ya sea propio o de alguno de nuestros familiares o amigos. Esto se ve reflejado en las miles de visitas y consultas que reciben las entidades bancarias a diario. Pero no todo es cuestión de consultas o solicitudes de nuevos servicios, en gran parte de los casos, es a causa de una reclamación por comisiones bancarias.

El boom de los servicios financieros ha llevado a que miles de españoles opten por pedir préstamos, manejo de cuentas de crédito y débito, hipotecas y demás servicios, y créenos, este no es el problema.

El problema radica en que la principal fuente de ingresos de dichas entidades reside en las comisiones que cobran por prestar sus servicios. Suena lógico, ¿cierto? Lo malo es que no todas las comisiones deben correr en su totalidad por cuenta del cliente y es eso lo que justamente está pasando.

Características de las Comisiones Bancarias

Antes de explicar el funcionamiento, vamos a explicarte el concepto de comisión bancaría, presta atención.

Las comisiones bancarias son una serie de cobros que te generan, como compensación por el servicio ofertado. Por ejemplo, cuando hacemos una transferencia o solicitamos el mantenimiento de una tarjeta de crédito.

Dichos cobros pueden hacerse de manera separada como un cargo individualizado por cada servicio, o juntas como bajo un cargo genérico de tarifa plana, lo que significaría la inexistencia de cobros adiciones.

Puntos a tener en cuenta sobre las comisiones bancarias

  • Las tarifas de cada una de las comisiones bancarias son libres, es decir, cada banco está en disposición de proponer los valores de cada uno de sus servicios. Por lo anterior, el Banco de España no se encuentra en la capacidad de denegar, ni limitar el importe establecido por cada banco. Aun así, existen algunos cobros que, si tiene un valor especificado y regulado bajo norma, el Banco de España establece algunos como lo es la cancelación o amortización anticipada de un préstamo hipotecario.

  • Como cliente debes tener presente que cada comisión debe ser justificada y debe hacer parte de un servicio realmente recibido. Recuerda, ninguna entidad bancaria te puede cobrar un importe cuyo servicio no hayas solicitado, recibido o aceptado, por lo que es necesario siempre exigir información relacionada a comisiones y el porqué de las mismas.

  • Los bancos deberán informarte siempre que cualquier cláusula o punto del contrato que hayas firmado cambie. Esto debe ser realizado con al menos dos meses de antelación a su ejecución en caso de servicios de pago y de un mes para todos los demás.

  • Existen comisiones bancarias cuyo cobro se ve reflejado a modo de porcentaje, lo importante es saber si éste está sujeto a un valor mínimo de euros.

swap

Tipos de comisiones bancarias

Como lo mencionamos anteriormente, existen múltiples servicios, desde los más básicos a los más complejos y especializados. Las comisiones bancarias abarcan una amplia gama de posibilidades entorno a los importes que le corresponden al cliente.

El mayor problema siempre se mantiene en el mismo punto, y es la falta de información de parte del banco para con sus clientes. Es por eso que es de suma importancia conocer los tipos de comisiones más comunes. Entre ellas están:

Mantenimiento de la cuenta bancaria

Es todo el tipo de gestión que lleva a cabo la entidad bancaria con el fin de que como clientes puedas operar correctamente todo lo relacionado a tu cuenta.

Emisión y mantenimiento de tarjeta débito y crédito.

Este cobro se realiza cuando el banco ofrece una tarjeta de pago, la cual estará asociada a la cuenta del cliente, por lo que cada una de las acciones que se realicen con ella serán cargadas directamente al cliente.

Descubierto

La tan temida Cuenta en números rojos, es cuando tu cuenta se queda en negativo, generalmente este tipo de comisiones tienden a tener una tasa fija por la notificación y una variable por el estado de la cuenta.

Transferencia bancaria

Cuando el cliente solicita la transferencia de un valor definido de su cuenta a otra.

Amortización anticipada.

Se lleva a cabo esta comisión cuando el cliente abone la cuota de algún préstamo, antes del tiempo estipulado. esta comisión en concreto ha sido foco de muchas dudas, pero lo cierto es que no es considerada ilegal siempre y cuando el cobro no sea exagerado. ¿Por qué se hace este cobro? Porque al momento en el que pagas de manera anticipada, le estás negando la oportunidad a la entidad bancaria de cobrar los intereses que le corresponden, es decir, el banco pasa por una situación de afectación.

Estudio de apertura

Este cobro se ejecuta cuando la entidad bancaria realiza un estudio de la situación financiera del cliente antes de contratar un préstamo hipotecario o servicios similares. De igual modo, el banco genera un cobro al momento de realizar un contrato de apertura, por la legalización y la escritura del mismo.

Las anteriores son las comisiones bancarias más populares, sin embargo, existen muchas más, ya que como lo mencionamos, por cada servicio que se oferta, por cada producto que se administra y se gestiona, surge un pago. Pese a eso, no todos los cobros deben ser costeados por los clientes, por lo que se ha popularizado el uso de las leyes y normas para iniciar procesos de reclamación en pro del consumidor.

Entonces, ¿hay comisiones bancarias abusivas?

La respuesta sencilla es: sí, hay comisiones bancarias abusivas y que se han considerado nulas, ya que no existe un motivo argumentado para que las entidades bancarias generen dichos cobros. Por lo que es necesario tener en cuenta lo siguiente, para identificar una comisión abusiva:

  • Si el cobro hace referencia a un servicio que no has solicitado o aceptado.

  • Cuando el cobro no hace referencia a ningún servicio prestado por el banco.

Es por eso que se establece como una comisión abusiva a toda aquella que no haya entrado en negociación con el cliente de manera directa, actuando de este modo de mala fe y causando un detrimento de sus derechos y de las obligaciones que tiene la entidad bancaria con el bienestar económico de su asesorado.

Por lo anterior queremos explicarte todo lo que necesitas saber sobre este tipo de costes que están generando un gran vacío económico, perjudicando a miles de españoles. Conocer tus derechos y la manera de reclamar te permitirán tener un mayor control de tus finanzas y la manera en la que son ejecutadas por las entidades bancarias.

Fundamentos de las Comisiones Bancarias

Las comisiones bancarias son las cantidades que los bancos cobran a sus clientes en contraprestación a los servicios que ofrecen. Como por ejemplo realizar una transferencia, cambiar de divisas, solicitar una tarjeta de crédito, entre otros.

Un aspecto importante que se debe de tener en cuenta es que las entidades bancarias pueden repercutir a sus clientes los gastos justificados que tengan que abonar a terceros para poder prestar a los mismos, dichos servicios.

Por lo tanto, el caso anteriormente mencionado, sería incluido en el concepto de comisiones bancarias. Dichas comisiones podrán, a su vez, cobrarse unidas, como un solo cargo genérico –(como lo es el caso de las llamadas tarifas planas) o por separado, es decir, un cargo individualizado por cada servicio prestado.

Es importante tener presente, que tal y como informan desde el Banco de España, las tarifas o precios por comisiones son libres (Ley 7/1995). Esto quiere decir, que desde el Banco de España no se autoriza, deniega ni tampoco se limita el coste de las comisiones bancarias.

Por lo tanto, son los bancos los que estipulan cuánto van a cobrar a sus clientes en función de ofertar a los clientes, determinados servicios (operaciones bancarias). Existen excepciones como sería el caso de la cancelación anticipada de un préstamo hipotecario o de un crédito al consumo.

¿Cómo entender las comisiones bancarias?

Es muy importante saber qué comisiones bancarias sí deben de pagarse y cuáles son indebidas. Para empezar, las comisiones bancarias y los gastos deben responder a servicios que, efectivamente, se han realizado y de los que has podido disfrutar enteramente. Tales servicios para que pudiesen llevarse a cabo originan una serie de gastos.

Un banco no puede cobrar a un cliente por unos servicios que no haya solicitado o aceptado. Además, debe de ser la entidad bancaria la que informe en cualquier caso al cliente del importe que debe de pagar por dicho servicio.

Es significativo saber que, una entidad bancaria debe de avisar también (con un plazo mínimo de dos meses) cuando se vayan a producir una serie de modificaciones que afecten a los contratos.

No es una tarea sencilla saber distinguir entre una comisión ilegal de una normal, por eso es importante informarse, e incluso pedir un asesoramiento especializado, y así poder discernir si los servicios se tratan de servicios concretos, prestados y que realmente, generan un gasto para la entidad.

En consecuencia, todos aquellos casos en los que no se den estos requisitos, podrán ser considerados como unas comisiones indebidas.

comisiones bancarias

Las comisiones bancarias en cifras

Las comisiones bancarias suponen un tema de conflicto en muchas ocasiones entre las entidades bancarias y sus clientes.  Según los últimos datos presentados por el Banco de España, se recibieron cerca de 300 solicitudes, debido al malestar o desacuerdo producido en los clientes por el cobro de estas comisiones.

Por su parte el Banco Central Europeo destaca que la banca española genera un 23% de ganancias gracias a las comisiones bancarias.

Así mismo, durante la primera mitad del 2017, las entidades bancarias españolas obtuvieron 5.298,7 millones de euros gracias al cobro de este tipo de producto a sus clientes. Además, en el estudio realizado por Facua y Servimedia, se destaca una subida de 633,9 millones de euros cobrados bajo el concepto de comisiones bancarias, respecto a los 4.664,8 millones de euros del mismo periodo durante el año anterior, o lo que es lo mismo, un 15% más.

El banco que más cobro comisiones a sus clientes y que lidera el importe de los cobros según registran los datos obtenidos del estudio, sería el Banco Santander con un total de 2.844 millones de euros. A su vez el banco BBVA habría recaudado 1.223 millones de euros, seguido de CaixaBank con 588 millones de euros.

¿Qué comisiones debe pagar el cliente?

Uno de las complicaciones más destacables a la hora de entender las comisiones bancarias, es el desconocimiento que tienen los clientes frente al tema, por lo que, como se sido anteriormente, no se logra diferenciar entre las que se deben o no cobrar. De esta manera, el cliente debe de abonar todas aquellas (dependiendo del contrato que tenga) que se engloban como comisiones por servicio de pago, en las que se encuentran las transferencias, cuentas, adeudos domiciliados o tarjetas de pago.

Dentro de las comisiones más habituales encontramos las siguientes:

  • Comisión por el mantenimiento de la cuenta:

    Es la cuota que la entidad bancaria cobra por la apertura y gestión de la cuenta corriente. Así como los servicios básicos asociados a la misma.

  • Comisión por la administración de la cuenta:

    Suele cobrarse por cada registro que se realice y por cada movimiento que se ejecute en la cuenta corriente.

  • Comisión por la emisión de transferencias bancarias:

    Es la cantidad que el cliente debe de abonar al ordenar una transferencia. La comisión variará en función del tipo de transferencia que se realice (nacional, inmediata, urgente).

  • Comisión por el ingreso de cheque:

    Gasto derivado de la emisión de un cheque. Una vez más, dependiendo del tipo de cheque y entidad que lo emita, variará la cantidad.

  • Comisión por descubierto y por reclamación de posiciones deudoras:

    Son dos comisiones bancarias distintas. La primera responde a cuando una cuenta se queda con un saldo negativo, y la segunda, cuando el cliente cuenta con fondos que superan al saldo que tiene en la cuenta.

  • Comisión por el envío de correspondencia y/o alertas al móvil:

    Consiste en informar al cliente de todo lo relativo a los productos que tenga contratado con el banco.

  • Comisión por la emisión y mantenimiento de tarjetas:

    Tarifa que el banco cobra al cliente por la emisión de una tarjeta de crédito o débito, así como de cuota que convenga por su renovación o mantenimiento.

  • Comisión por disponer de efectivo en los cajeros automáticos:

    Comisión que cobra el banco por permitir al cliente retirar el dinero que tiene en su cuenta.

Además de las citadas anteriormente, las entidades bancarias no cesan en su imaginativa y en algunos casos, han creado comisiones bancarias cuanto menos llamativas.  Por lo tanto, se debe de tener también especial atención con las siguientes: realizar operaciones en la ventanilla, pedir un certificado de la cuenta o ingresar dinero en la oficina.

¿Cuándo reclamar por cobros de comisiones bancarias?

Como informan desde el Banco de España, aunque los bancos tengan la libertad de cobrar por las comisiones bancarias lo que estimen oportuno, deben de cumplir con una serie de pautas para que estos cobros se consideren legales, como lo son:

  • Los precios deben de aparecer publicados en un libro de tarifas del banco.

  • En el caso de que exista algún tipo de modificación respecto a las comisiones bancarias, deben comunicártelo con al menos dos meses de antelación a que dicho cambio vaya a ser efectivo.

  • El banco no podrá cobrar dos veces por el mismo servicio.

Además, en cuanto a las comisiones indebidas gestionadas por los bancos, las más habituales son:

  • Cobros por descubiertos en cuenta, posiciones deudoras y devoluciones de efectos (cheques, talones): en este caso los clientes se han visto arropados por los tribunales. El razonamiento ha sido que no se puede cobrar dos veces por lo mismo, como, por ejemplo, en el caso de cobrar por un descubierto en cuenta y, también, hacerlo por tipo de interés de demora aparte.

  • Comisiones por tener una cuenta obligatoria por una hipoteca o deposito.

  • Imposición de un seguro de vida para la hipoteca: Se puede solicitar su nulidad cuando se acredita que este no era necesario.

  • Comisión de demora en el caso de préstamos hipotecarios.

Reclamación Comisiones Bancarias

¿Cómo iniciar el proceso de reclamación de comisiones bancarias?

Al igual que si se tratase de otra problemática con la entidad bancaria, en primer lugar, deberíamos de presentarnos en la misma para poder presentar una reclamación por escrito en la que detallemos cuál es o son nuestras quejas. Es importante que nos quedemos con una copia de la reclamación sellada.

Si no se recibe respuesta o no rectifican sobre el cobro de dicha comisión, entonces será momento de acudir con toda la documentación al Banco de España. Desde donde se realizará un informe no vinculante que se deberá de entregar en el banco.

Si la entidad bancaria, sigue sin rectificar su postura, habrá llegado entonces el momento de interponer una demanda judicial.

Respaldo legal y normativo

Aunque son abundantes el número de sentencias dictaminadas en torno al cobro ilegal de comisiones bancarias en nuestro país, es importante sintetizar y contextualizar para así entender cuál ha sido el motivo de que haya tantas sentencias favorables, y se respalde a los clientes.

Por poner un ejemplo de una de las sentencias más destacas en los últimos meses, fue la que se dictaminó en diciembre del 2017 por la Audiencia Provincial de Segovia condenando al Banco Popular a devolver un total de 14.402,43 euros que había cobrado a dos clientes ilegalmente “en concepto de gastos de reclamación de posiciones deudoras y liquidaciones de cuenta”.

La mayoría de las sentencias empezaron a dictaminarse hace más de una década lo que ha hecho que se haya elaborado un camino que viene de largo, y que, por lo tanto, sirve de base para sustentar las demandas. Una de las comisiones bancarias que más se han reclamado han sido por ‘descubierto en cuenta corriente’ siendo la Audiencia Provincial de Alicante una de las que primero se pronunció en 2004 en la sentencia del 22 de septiembre.

Además, desde la Unión Europea se están empezando a ejecutar grandes cambios para así poner fin a una tendencia de acciones ilícitas por parte de las entidades bancarias que parecía no disminuir. Es por esto, que el pasado mes de noviembre el Consejo de ministros acordó cumplir con la directiva europea 2014/92/UE a través del Real Decreto Ley 19/2017 que permitía, con una determinada renta de acceder al derecho universal de tener una cuenta bancaria básica sin comisiones.

reclamaciones comisiones bancarias

RECLAMA AHORA POR TUS COMISIONES BANCARIAS

MÉTODO CORAZA CLASSIC
MÉTODO CORAZA PREMIUM
MÉTODO CORAZA TOTAL