Accidentes derivados

Derivadas de un accidente en transporte público

¿Sabías que puedes reclamar en caso de sufrir un accidente mientras te desplazas en transporte público?

Imagina la siguiente situación:

Vas de camino a tu trabajo, tomas el autobús de costumbre, la misma ruta, la misma hora, al mismo destino. De repente el autobús se detiene abruptamente, el impacto es tal que te lastimas el brazo, te sueltas y caes. Pasa lo impensable, te has lastimado la rodilla en la caída. Probablemente deberás ir al médico y tener un par de días de baja.

Complicado. Sin embargo, puedes reclamar.

El transportista tiene una responsabilidad ante tu caso y debe proceder como la ley lo estipula. Verás, todo transportista está en la obligación de tener el Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV), el cual cubre todos los daños físicos que puede ocasionarte el hacer uso del transporte público.

¿Qué cubre dicho seguro?

El Seguro Obligatorio de Viajeros te dará el derecho de recibir las indemnizaciones necesarias para cubrir el daño recibido durante el accidente, como lo es la asistencia sanitaria, la incapacidad temporal, permanente, o si llega a darse el caso, el fallecimiento de la víctima.

El requisito central para aplicar la indemnización, es que el accidente se dé en el interior del medio de transporte, independientemente que éste haya o no, iniciado su trayecto.

En sí, el seguro cubre todo tipo de lesiones físicas a consecuencia de un choque, vuelco, salida de la vía, incendio o cualquier avería que puede ocurrir con pasajeros a bordo.

¿Cómo exigir indemnización por accidente en transporte público?

Al momento en el que pagas tu billete de transporte, estás formalizando un contrato con el transportista, ya que del valor total que pagas estás contribuyendo al pago del SOV. Por lo tanto, en caso de accidente estás en todo el derecho de recibir atención por cuenta del transportista.

El derecho queda invalidado en el momento en el que el accidente hay sido ocasionado de manera intencional por el viajero.

Por lo tanto, para reclamar indemnización el transportista o el viajero deberá dar aviso a la empresa aseguradora. Una vez realizado todos los protocolos, deberán demostrar que las lesiones presentadas, fueron efectivamente a causa del accidente, para ello es necesario los certificados médicos a los que haya lugar.

Hay que tener en cuenta que el SOV cubre todas las lesiones que no requieran hospitalización, e inclusive tratamientos especializados, lo anterior hasta las 72 horas siguientes al accidente.

Derivadas de un accidente en vía pública

Situaciones que pueden darse en la vía pública

Algunas de las situaciones más recurrentes que pueden ocurrir en la vía pública son:

  • Caídas de árboles

  • Caída del tendido eléctrico

  • Rotura del pavimento / mal estado de las losas

  • Grietas en la calzada

  • Caída de escombros de un edificio

¿Cuándo tienes derecho a indemnización?

Si por cualquiera de los motivos anteriormente mencionados, te has lesionado, tienes derecho a indemnización. Pero, obviamente no en todas las ocasiones. Únicamente en aquellas en las que se acredita el mal estado de una zona urbana.

¿De quién es la responsabilidad?

Si conseguimos acreditar el mal estado, el Ayuntamiento es el responsable de cualquier incidencia que pudiera tener lugar y será el encargado de indemnizar a la persona que sufra las lesiones.

Cada caso deberá ser estudiado de manera concreta e individualizada y, en este caso, no se aplicaría el baremo de indemnizaciones de tráfico (este baremo es aplicable, por ejemplo, a las lesiones derivadas de una agresión).

¿Cuáles son los pasos para acreditar el mal estado de la vía pública?

Para acreditar que el motivo de tu caída o golpe ha sido el mal estado de la calzada y no un simple despiste, la primera acción que tienes que hacer tras la caída es pedir los datos a cualquier viandante que te haya podido ver para que se convierta, automáticamente, en testigo de los hechos.

Después de avisar a la gente que te haya podido ver, llama a la policía para que levanten un atestado policial.

En el momento que puedas, acércate a tu médico de cabecera para que levante un parte de lesiones.

Cuando tengas los datos del viandante testigo, el atestado policial y el parte de lesiones, es el momento de iniciar el proceso de reclamación.

accidentes derivados

El art. 32 de Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, es el que responsabiliza a las administraciones públicas de los desperfectos en mal estado que se puedan acreditar. Este artículo afirma que:

“Los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por las Administraciones Públicas correspondientes, de toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos salvo en los casos de fuerza mayor o de daños que el particular tenga el deber jurídico de soportar de acuerdo con la Ley”.

Documentación para acreditar la lesión

Lo más importante para poder justificar la lesión es portar el mayor número de pruebas posible que acrediten el mal estado de la vía y el parte de lesiones derivado del accidente (se tendrá en cuenta, la declaración de testigos, los atestados de la Policía Municipal, informes médicos)

Plazos para reclamar

Un año es el tiempo en el que una lesión derivada de un accidente en vía pública prescribe. Es decir, desde que se produce la lesión tienes un año para poder reclamar.

Derivadas de una agresión

Denuncia la agresión

Lo primero que tienes que hacer es denunciar los acontecimientos lo más rápido posible para que la Policía acuda al lugar de los hechos y levante un atestado.

Recolección de datos

Una vez que haya tenido lugar la agresión, intenta recoger la mayor cantidad de datos posible (también pueden hacerlo por ti si en ese momento no te encuentras bien).

Declaraciones de los testigos, sus datos por si tuvieran que ir a testificar, fotografías si ha habido algún desperfecto en la calle…

Si durante la pelea, ha habido desperfectos también en ropa o en alguna de las cosas que portaras (gafas, bolso, mochila…), tómalo como prueba y hazlo constar en la denuncia.

Igual de importante que la denuncia, es el parte de lesiones. Tras la pelea, acude lo antes posible a tu médico para que deje constancia de las lesiones derivadas de la pelea. Este diagnóstico será el que determine la indemnización y la pena al agresor.

Como ves, lo más importante es que tú, como afectado, te mantengas activo en la búsqueda y recolección de datos, así como en la toma de decisiones y pasos a dar durante todo el proceso.

Tras haber recolectado la mayor parte de los datos, interpuesto la denuncia y contar con el parte de lesiones, el siguiente paso es reclamar las lesiones.

Indemnización por lesiones

Las lesiones pueden dar lugar tanto a indemnizaciones por lesiones permanentes o secuelas (valoradas en función de la edad de la víctima) como lesiones temporales.

¿Cómo se puede conocer la cifra de la indemnización?

La valoración de las lesiones derivadas de agresión se realiza aplicando la Ley 35/2015, del 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Estas lesiones se rigen por ese baremo de tráfico, que las distingue dependiendo de su gravedad. En base a la gravedad, se genera una cantidad diaria económica que se va acumulando. El total es el resultado de la indemnización.

Si ha habido secuelas físicas (cicatrices) tras la agresión, la indemnización se rige según una tabla de puntos. A mayor número de puntos que se hayan tenido que dar para curar la lesión, mayor será la indemnización. Para calcularla también dependen otros factores como la edad del afectado, si es una secuela facial

Derivadas de negligencias médicas

Se considera como negligencia médica cuando al momento de recibir un servicio de atención médica ocurre:

  • Mal diagnóstico.

  • Mal seguimiento tras cirugías.

  • Protección insuficiente ante un tratamiento agresivo.

  • Altas médicas tardías o prematuras.

  • Olvido de material médico.

¿Cómo reclamar?

Puedes hacerlo por tres vías:

  • Vía penal

    La cual se hace ante juzgado, por medio de una denuncia sencilla, que deberá estar acompañada de toda la información suficiente sobre el procedimiento médico que nos haya dejado lesión. Se tiene plazo hasta de 3 años para interponer el denunció.

  • Vía civil

    Por medio de esta vía se establecen solicitudes de indemnización por casos leves. Lo único que logra, es la compensación económica para el paciente, mientras que la anterior también permite la inhabilidad del médico que realizó el procedimiento.

  • Vía administrativa

    Tiende a ser la más problemática de llevar a cabo, ya que puede tardarse entre 4 a 5 años. Con ella se obtiene compensación económica, más ninguna acción legal sobre el médico.

Otras reclamaciones:

  • Derivadas del incumplimiento por parte del seguro:

    Si teniendo contratado cualquier tipo de seguro, este no ha cumplido con las condiciones pactadas.

  • Daños y perjuicios en general:

    Cualquier daño o perjuicio sufrido susceptible de ser reclamado.

Proceso de reclamación Hipoteca Multidivisa

Califica este Artículo

Accidentes derivados
5 (100%) 49 votes

RECLAMA AHORA POR TUS ACCIDENTES DERIVADOS

MÉTODO CORAZA CLASSIC
MÉTODO CORAZA PREMIUM
MÉTODO CORAZA TOTAL