Accidentes, ¿Cómo reclamar?

Los accidentes hacen parte de la cotidianidad, por lo que prevenirlos es casi que una obligación de algunas entidades.

Situaciones previsibles, eso es lo que se debe tener en cuenta cuando estamos en un escenario que puede representar un alto riesgo, y es en eso en lo que deben pensar las empresas, los conductores e incluso los mismos doctores al momento de realizar un procedimiento quirúrgico.

Por los anteriores puntos, no solo se debe establecer un proceso de reclamación, sino que también de llamado de atención para minimizar los mismos casos en un futuro, cosa que por el momento parece ser muy lejana, en especial, porque las cifras de accidentes y de negligencias médicas en España se ha disparado en los últimos años.

Por ejemplo, por imprudencia de parte de conductores y de peatones, en el mes de julio de 2018 fallecieron alrededor de 119 personas, una cantidad alarmante y sin duda fuera de control.

De igual modo, los accidentes de tráfico se han posicionado como los más amenazantes y más recurrentes en España, ya que, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, los accidentes en la vía representan en promedio un 13% del total de los accidentes laborales con bajas. Categorizándose de la siguiente manera: 53% en coche, 40% en moto y el 1% en vehículos de carga pesada.

Es tal la magnitud del problema, que cerca del 20% de los lesionados en accidentes laborales en la vía, quedan inhabilitados para realizar sus actividades habituales.

Y las cifras siguen:

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha dado a conocer una cifra escalofriante, y es que cada día mueren dos personas a causa de un accidente laboral. Además de enero del 2018 a Julio, se produjeron cerca de 541.098 accidentes laborales, de los cuales 245.922 fueron con baja (es decir, un 3,5% más que el mismo periodo durante el 2017) y 295.176 fueron sin baja. De igual modo, las causas más recurrentes de accidentes laborales están relacionadas a los infartos o a derrames cerebrales.

Esto nos lleva a cuestionarnos, ¿qué están haciendo las empresas para disminuir la cantidad de lesionados que se accidentan ejerciendo sus labores?

Pero lo anterior tan solo fue la punta del iceberg, los accidentes y las lesiones se unen a un flagelo igual o incluso más alarmante, las negligencias médicas, flagelo que se está saliendo de las manos de las entidades, haciendo que cada vez más aumente el número de personas que presentan secuelas e incluso, que fallecen a causa de un mal diagnóstico o de un procedimiento médico de alto riesgo.

Según datos ofrecidos por el estudio realizado por la Revista Española de Medicina Legal, se estima que las especialidades más denunciadas por negligencia son la de Oncología con un 26,4% de reclamaciones y en segundo lugar se encuentra Neurología con un 17,3%.

Por su parte el Defensor del Paciente recibió durante el 2017 un total de 13.983 denuncias por negligencia, las cuales provocaron cerca de 781 muertes. Las zonas en las que más se presentaron fueron: Madrid con 3.149 casos, seguida por Andalucía con 2.562, Cataluña 2.057, Comunidad Valenciana 1.333 y Galicia 730.

¿Qué está pasando en España?

Sin duda la falta de protocolos, de información y de atención a los índices de seguridad básicos, ha hecho que los contextos en los que se presentan accidentes sean cada vez más recurrentes.

Es decir, las condiciones laborales se han vuelto tan precarias que el impacto negativo en las formas de vida de los trabajadores también ha decaído considerablemente, y este es tan solo un ejemplo.

El panorama de los accidentes de tráfico

La falta de control y de responsabilidad tanto de conductores como de los peatones ha generado una avalancha de accidentes, en los que, si has sido víctima, tienes la gran posibilidad de reclamar.

Las principales causas de los accidentes de tráfico son:

  • Exceso de velocidad:

    Uno de los problemas más comunes a la hora de conducir, ya que a mayor velocidad menos capacidad de mantener el control y más si la situación se da en condiciones climáticas nada favorables.

  • Conducir bajo los efectos del alcohol y de drogas:

    Se estima que alrededor del 60% de las infracciones que se imponen, están relacionadas a este punto, ya que, a pesar de las campañas de educación y sensibilización, el porcentaje sigue en aumento.

  • Descuidos en la vía:

    Según la Federación Española de Seguridad Vial, el 45% de los accidentes de tráfico que se presentan, podrían evitarse con tal solo prestar mayor atención en la carretera.

principales problemas en los aeropuertos coraza legal
  • Condiciones climáticas desfavorables:

    La lluvia y la nieve son constantemente los principales factores que hacen que conducir se convierta en todo un problema, ya que las condiciones empeoran el estado de la carretera. Ahora, sumemos el clima, con las razones anteriormente mencionadas.

  • Conducir en estado de agotamiento:

    Esta razón se encuentra directa o indirectamente relacionada en un promedio del 20% al 30% de todos los accidentes de tráfico, ya que el estar agotado, podría presentar en un conductor una pérdida del estado alerta, concentración y velocidad de reacción.

  • Uso de teléfono móvil al momento de conducir:

    En promedio se imparten 190.000 multas al año por este punto, ya que el uso del móvil hace que no se le preste la suficiente atención a la carretera.

  • Mal mantenimiento al automóvil:

    Es obligación y responsabilidad de cada conductor el mantener su automóvil en las mejores condiciones, con el fin de evitar imprevistos, respetar la vida de los transeúntes y llevar a cabo trayectos seguros.

Es por lo anterior que, si has sido víctima de un accidente de tráfico, y se dieron las anteriores razones, puedes y debes iniciar un proceso de reclamación., recuerda que te ampara la Ley 35/2015 del 22 de septiembre, en la que se estipulan el reconocimiento de la indemnización en valor con el nivel de la lesión que se hay dado y del daño físico y moral resultante del accidente, todo con el fin de garantizar la restitución de los derechos de la víctima y, cuando aplique, de su familia.

Recuerda que ante estos casos puedes recibir indemnización por:

  • Indemnización por fallecimiento.

  • Indemnización por lesiones permanentes.

  • Indemnización por lesiones temporales.

Puedes adelantar tu reclamación con la finalidad de recibir indemnización por accidente de tráfico, bajo las reclamaciones por daños personales y por daños materiales.

Los accidentes laborales, otro punto fuera de control

Los entornos de trabajo a veces son la cuna ideal para causar lesiones en los trabajadores, no importa, algunas de éstas se dan por entornos nada favorables, falta de protocolos de seguridad, horarios laborales intensivos y demás factores que relacionan el compromiso de la empresa con el bienestar de sus empleados.

Hay que tener en cuenta que en este punto no es lo mismo decir accidente laboral que enfermedad o lesión laboral, ya que:

  • Lesión hace referencia a una secuela ocasionada por un accidente que se haya presentado.

  • Enfermedad laboral es todo daño producido por la realización de actividades relacionadas con el trabajo, es decir, es una consecuencia del mismo.

  • Un accidente es una situación impredecible, pero que pudo haberse evitado en gran medida. El accidente puede dejar inhabilitado por un determinado tiempo o de manera permanente al trabajador.

Teniendo esto en cuenta, vayámonos a las cifras, las cuales no son nada alentadoras:

Según el Ministerio de Trabajo la presión generada por los entornos laborales se está convirtiendo en una de las principales causas de enfermedades laborales. Afectaciones psíquicas y de estrés.

Recordemos que las afectaciones psíquicas hacen referencia a cualquier afectación que perjudique la integridad corporal, física o mental del trabajador, como lo es la depresión, la ansiedad, trastornos de estrés agudos y desestabilidad de personalidad.

Una muestra de lo anterior reside en que en promedio un tercio de los accidentes mortales, es decir, el 28,2%, son ocasionados por infartos, derrames cerebrales u otras patologías similares.

Recuerda que si has sufrido un accidente laboral puedes reclamar. Los tipos de indemnización a los que tienes derecho son:

  • Indemnización regular.

  • Indemnización por omisión de medidas de seguridad.

  • Indemnización por seguro de convenio.

¿Y los demás accidentes o los conocidos accidentes derivados?

Negligencias médicas, accidentes de transporte público, accidente en vía pública, agresiones y daños y perjuicios, son otras situaciones que pueden desencadenar consecuencias graves y problemáticas, por lo que prestar atención a sus formas de reclamar te ayudarán no solo a recibir una indemnización, sino que también te permitirán ayudar a bajar los índices de impunidad, en especial en casos de negligencia médica, los cuales han dejado múltiples afectados de manera permanente.