Cómo evitar las comisiones bancarias y cuales son las más habituales

comisiones bancarias

Las comisiones bancarias son el precio que las entidades cobran por algunos de sus servicios. Pero ¿cuáles y por qué? Es importante que sepas cuáles son las comisiones más frecuentes y que sepas que puedes evitar las comisiones bancarias.

Las comisiones más frecuentes de los bancos

Un banco puede llegar a cobrar, de media, hasta 250 € al año en comisiones. Sí, el dinero suficiente como para irte de vacaciones con tu pareja o pagar el seguro del coche de todo el año. ¿Qué tipos de comisiones existen y a qué servicios se aplican?

1. Comisión por mantenimiento de la cuenta

Esta es una de las que más suele doler. Te cobran por tener tu cuenta abierta. Puede ser semestral, trimestral o hasta mensual y puede representar hasta 240 € al año. Normalmente, el banco pone algunos requisitos y si los cumples te reduce esta comisión.

2. Comisión por emitir o mantener las tarjetas de débito o crédito

Cuando el banco emite una nueva tarjeta de débito o crédito, bien porque la has solicitado o bien porque se ha caducado la anterior, suele cobrar una comisión. También, anualmente, pueden aplicarte costes por el mantenimiento de la tarjeta. Estos suelen rondar los 30-50 euros anuales.

3. Comisión por usar las tarjetas en el extranjero

Si utilizas la tarjeta de débito o crédito en el extranjero, la mayoría de las entidades te cobran una comisión por ello. Ya sea que saques dinero o que pagues en comercios.

4. Comisión por hacer transferencias a otra entidad

Las transferencias entre diferentes entidades suelen tardar unos días. Pero, además, muchas entidades te cobran una comisión (bien un porcentaje o una cantidad fija) por hacer el traspaso de dinero a una cuenta de otro banco.

5. Comisión por descubierto

¿Estás en números rojos? Pues mucho cuidado. Tu banco te puede aplicar comisiones por estar “prestando” dinero a tu cuenta. Cuanto más tiempo pase y más dinero esté en descubierto, más altas serán las comisiones.

6. Comisión por retirar dinero del cajero

Algunas entidades te cobran dinero si extraes dinero del cajero más de “x” veces o si acudes a un cajero de otra entidad para sacar dinero.

7. Comisión por el uso de las oficinas de la entidad

Cada vez son más los bancos que cobran una comisión por utilizar las oficinas. Bien sea para ingresar dinero o para retirarlo, todas están tratando de que hagas uso del cajero y sus servicios en línea.

¿Cómo evitar las comisiones bancarias?

Hay dos maneras de evitar las comisiones que te cobra tu banco.

La primera forma de evitarlas, es cumplir con las condiciones que exige la entidad. La mayoría de las entidades han puesto condiciones para que solo paguen comisiones quienes no las cumplen. ¿Cuáles suelen ser estas condiciones? Todo depende del banco. Pero lo más común es que consistan en domiciliar una nómina, domiciliar recibos, y cosas de ese tipo.

En algunos casos, no lograrás evitarlas por completo, aun así se reducirán. Depende de ti elegir si es suficiente o si prefieres optar por la segunda manera de evitar las comisiones: cambiar de banco.

Existen entidades bancarias que no te cobran comisiones de mantenimiento, ni por las tarjetas, ni por hacer transferencias, sacar dinero en el cajero o por descubierto.

Si no estás conforme con las condiciones que te impone tu entidad, puedes pasar tu cuenta a otra que no te cobre comisiones.

En resumen, ¿tu entidad te está cobrando por los servicios que te ofrece? No te preocupes. Ya has visto cuáles son las comisiones y que dispones de dos maneras distintas de evitar las comisiones bancarias.

Categorías

Últimas Entradas

    SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

    Artículos relacionados

    Clausula antidilucion

    16 de septiembre de 2022

    Conoce qué es la cláusula antidilución y cómo se aplica actualmente

    Leer más
    Prevencion perdida datos

    9 de septiembre de 2022

    Prevención de Pérdida de Datos: qué es y por qué es tan importante

    Leer más
    Ley de Extranjería

    24 de agosto de 2022

    Reforma de la Ley de Extranjería: qué es lo que necesitas saber

    Leer más